domingo, 22 de marzo de 2015

Sombras nada más..




La película 50 sombras de Grey, basada en la novela de igual titulo, tuvo el esperado éxito con 110.000 entradas vendidas solamente el día del estreno. Me parece oportuno hacer una lectura critica de un producto de consumo masivo como este, especialmente dirigido a las mujeres. Variadas discusiones se han dado en las redes sociales, en las reuniones familiares, entre amigos, aunque no en la escuela ya que se ha estrenado en época de vacaciones, coincidentemente con el Día de San Valentin, el Día de los enamorados, el 14 de febrero.Una festividad comercial importada e intrascendente porque si uno esta enamorado no necesita festejar, ya que esta en festejo permanente. Es decir que festejan los que creen/quieren/esperan estarlo. La elección de la fecha no es casual. Así las cosas, paso a contar desde el principio:
- Mi primer contacto con el libro fue hace tres años a partir de un comentario de mi hermana donde una compañera de trabajo cincuentona que estaba leyendo el libro decía que era increíble como la había motivado en su vida sexual, que su marido estaba asombrado, porque antes era desgano y desinterés, y que nunca antes había gozado como ahora... y que por supuesto todas las compañeras de trabajo quisieron leerlo, incluyendo a mi hermana y a mi. Ellas se pasaban el libro, yo no quería comprarlo, era solo curiosidad. Al fin lo encontré en PDF y me dispuse a leerlo.
Bastante mal escrito, típica novela romántica con escenas "picantes" donde ella es inexperta y esta sola en el mundo, él es el personaje masculino bien descrito para enamorar y arrobar a las lectoras. Que eso lo logra. Christian Grey es millonario, atractivo físicamente, misterioso. Luego se va planteando por donde va la cosa, el tema de la sumisión, atarse.. el contrato que le hace firmar para que consiente lo que van a hacer .. algo no me empezaba a gustar y me aburrí. Lo deje en la mitad.
-Posteriormente escuche a unas alumnas comentar el libro que estaban leyendo.. se ponían vergonzosas o picaras.. en general estas chicas comienzan a tener relaciones sexuales muy temprano, así que el asombro era mas porque nunca habían leído un libro así. En realidad no leen casi ningún libro. Leer este libro les había abierto una puerta a la imaginación y la fantasía. Hablamos del tema de la sumisión, el sadomasoquismo, y parecieron tener claro que esas practicas podían ser peligrosas y que debían estar atentas por si alguna relación se tornaba violenta.
Y luego.. primero en las listas de bestsellers, promociones varias sobre la próxima película de Hollywood. Y aqui estamos. La discusión en Facebook, pasó de alguna manera por salir a defender a las mujeres que consumen el producto. que solo es una novela, una ficción, que nadie va a dedicarse a las practicas sadomasoquistas por ver la película. Que con ese criterio hay que prohibir escenas violentas de clásicos de la literatura y el cine, como Dracula. Un hombre misterioso que vive en un castillo seduce a una mujer y le clava sus colmillos.  A esto es fácil refutarlo, se trata del genero fantastico, es imposible que exista un vampiro como ese en la vida real, al contrario que es muy posible existan hombres quizas no millonarios pero si seductores y perversos, que gozan con el dolor ajeno.
La respuesta es que es una novela de ficción pero con un tema sensible si pensamos en las altas tasas de violencia familiar y feminicidios. Escrito por una mujer, con lo que se quiere justificar el doble mensaje nefasto de la novela, donde Gray es un enfermo que debe tratarse pero que promete cambiar por amor a Anastasia. El circulo vicioso de todo hombre maltratador.
Dirigido mayormente a mujeres adolescentes y jóvenes, aunque las maduras lo lean y no estén seguras después de leerlo si se lo recomendarían a sus hijas. Esta ficción se da en un contexto donde es constante desde la publicidad y los medios la cosificacion de la mujer, la hipersexualizacion de la niñas, la exacerbación del sexo como objeto de consumo. No es inocente.
Hemos leído con mucha fruición y gusto literatura erótica, como los libritos rosas de La Sonrisa vertical, pero esto no es el caso. La película no la vi, ni la veré.
Es evidente que las mujeres de edades diversas se erotizaron con los libros (porque es una serie de tres!) y ahora lo harán con la película. Y lo defenderán como un derecho propio de la liberación femenina. No solo los hombres pueden calentarse y disfrutar del sexo!. Todo es cool, elegante y romántico, pero no deja de haber una relación perversa. Ella es vulnerable, también económicamente, el es poderoso. Anastasia parece que consiente pero no es libre para decidir.
Me permito pensar si es deseable que nos erotizemos con ficciones donde se dan relaciones de sometimiento, donde se repite ese rol de sujeción, y que en algunas casos si no se cumple ha llevado y seguirá llevando a muchas mujeres a la muerte.
No es para dejarlo pasar así nomas.
D.C

3 comentarios:

  1. Está buena la crítica del libro, pero se puede leer , erotizarse y olvidárselo en minutos, sin que haga mella...

    ResponderEliminar
  2. Me parece que lo perjudicial de la novela y película es hacer romántica la idea de relacionarse con un perverso, al que se trata de redimir, y así puede suceder que una quede en el camino...La novela hace cool la idea de salir con un loquito, banalizando las psicopatías y sus peligros.

    ResponderEliminar