jueves, 7 de mayo de 2015

Proyecciones Amosoras via Internet

¿Una gran farsa o una bella ilusión?

"El amor entendido como la proyección que hacemos de nuestros deseos sobre otro que se nos muestra como ideal a pesar de la limitada aproximación a su persona"
Esta frase me quedo resonando y me dio pie para intentar plasmar en el papel varias elucubraciones que estuve haciendo a partir de este tema . Internet se ha convertido en un gran dialogo de egos solitarios a través de imágenes y textos, signos de símbolos en formato digital. Su explicación técnica debe dar muchas pautas para entenderlo pero me enfoco en lo que tiene que ver aquí. Los vínculos, el amor, mediados por pantallas.
Bloggers se desnudan con sus miserias y disparan que lectores se autoanalicen y confiesen los mas variados vicios haciendo comentarios por escrito. Amigos virtuales que no se conocen personalmente pero que hablan por chat todos los días "mas seguido que los mejores amigos". Amantes que se masturban solitarios a distancia pero que lo disfrutan como si estuvieran juntos. ¿En el fondo es todo una gran farsa o una bella ilusión? ¿Nos muestra patéticos en nuestra soledad o hace que nos veamos creativos en las formas que encontramos de vincularnos a otros y sentir que no estamos tan solos?.

Es un buen ejercicio aunque totalmente inútil (como es en realidad al arte, como escribió Oscar Wilde en el prólogo de El retrato de Dorian Gray) imaginar como seria nuestra vida si no existiera internet. Si intento cortar me doy cuenta que no tendría con quien hablar, intercambiar, leer, conocer y que tendría que buscarlo en la vida física que se presenta tan amenazadora y expulsiva. Adentro y en la red se siente calentito y relativamente seguro, frente a los peligros del mundo real. Siempre sera posible desenchufar la computadora, no usar el celular. Será?

Tener un amigo virtual es sentirse enamorada de un fantasma, extrañarlo aun sin tenerlo, lamentar no encontrarlo conectado o alegrarse si esta, querer evadirlo y no poder, hacer lecturas erróneas de sus comentarios y clicks de "me gusta", pensar que uno lo conoce porque postea contra el trabajo esclavo y la trata de personas, que parece ser un varón antipatriarcal, que coincidimos en los que nos indigna y revuelve. Coincidimos, si. Ambos somos obsesivos y fantasiosos, ambos somos adictos a algo y luchamos contra eso. A ambos nos cuesta caretear y odiamos la hipocresía. Los dos somos sensibles ante la belleza del arte, de la naturaleza y de Dios. Los dos rezamos. Todo estos lugares comunes parecen indicar que estamos hechos el uno para el otro. Pero en un momento de lucidez nos damos cuenta que esto es pura fantasía, que el en realidad no nos registra, que no le gustamos aunque nos esmeramos en poner una fotos interesantes en el perfil, hemos inventado una personalidad atractiva (o eso creemos, a partir de posteos y fotos mostrando nuestras vidas y su circunstancia). Y sin embargo no nos registra. Contesta porque le damos lástima, o porque no tiene nada que hacer. No sabemos nada de el. Quizás esta al pedo todo el día, y así como habla con nosotras también habla con otras. Tenemos pruebas fehacientes de eso, hasta sentimos celos.  Celos bizarros.

Después de leer todo esto y si se tiene un poco de autoestima.y orgullo lo mejor seria cortar de una vez. Pero.. es tan tentador dejarse llevar por los humos embriagantes de una fantasía, como si fuéramos fumadores de opio, y pudiéramos instalarnos en ese lugar de sopor y no salir mas!. Y ahí estamos de nuevo entrando al facebook a ver si esta, si publicó algo interesante en el que podamos comentar, seguir con esta farsa de continua conversación..
Todo podría terminar si me da la oportunidad y nos conocemos personalmente, la fantasía termina cuando se concreta... pero es poco probable.

Invito a quien quiera sumarse a compartir alguna experiencia, quizás pensando juntos podamos salir de este laberinto tan conectado de la soledad.
J.  

5 comentarios:

  1. Muy buen análisis del amor virtual! una vez tuve un encuentro con un autodenominado epicúreo, me invitó a su casa a cenar, y antes me preguntó que cepa de vino prefería y me nombró muchas: pinot noir, cabernet sauvignon, tannat, etc, me decidí por el malbec. Junto a esto había muchos índices de refinamiento en su persona ( virtual) Nos encontramos... sólo contaré que en la mesa había un Hereford malbec... sin palabras

    ResponderEliminar
  2. Yo también tuve un encuentro hace un par de años con un hombre que conocí en internet, era muy culto y también refinado, pero me causó gracia cuando para referirse a Truman Capote pronunció: Chtryuman Capoutch!! El Capote se pronuncia capote nomás!! su madre era mejicana, no hacía falta el tonto alarde!
    Nani

    ResponderEliminar
  3. La verdad no creo que esto sea como un baile de mascaras, uno a veces busca algo mas real en la otra persona y no siempre es solo amor, tambien uno puede sentir amistad x el otro

    ResponderEliminar
  4. es cierto Anonimo.. uno tiende a buscar lo que le falta.. y si es amor, eso es lo que proyectamos en el otro...
    gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar